martes, 1 de julio de 2008

Albatross en la Armada

La llegada de este avión se debió mas a una casualidad que a una compra planeada. Si bien la Aviación Naval deseaba contar entre sus filas con modernos aviones de Búsqueda y Salvamento, ya se habían operado algunos Grumman Goose conjuntamente con la Prefectura Nacional Marítima, no existían planes de incorporación en el corto plazo. Por entonces la FAA (Fuerza Aérea Argentina) recibe una oferta por 6 ejemplares ex US Navy y decide comprarlos y traerlos al país.

Una orden presidencial (según cuenta la historia para no "ofender" a la Armada donde se consideraba que el rescate en el mar era una de sus incumbencias), ordena que se repartan los aviones entre ambas fuerzas de forma igualitaria. Así es que se crea la Escuadrilla Aeronaval de Búsqueda y Salvamento, para acoger a los 3 Grumman Albatross, que serían entregados en la US Coast Guard Air Station Elizabeth City (North Carolina) a fines de 1962.
Luego de los vuelos de prueba y familiarización, fueron traídos en vuelo por tripulaciones argentinas, que siguieron la Ruta del Atlántico a fines del mes de marzo. Los "nuevos" aviones tuvieron su asiento en la Base Aeronaval Punta Indio, identificados 2-G-201 a 2-G-203.


Mas adelante se cambian las características por 3-BS-x de la ahora Escuadrilla de Búsqueda y Rescate, y finalmente 4-BS-x, perteneciente a la 3ra y 4ta Escuadra respectivamente.

A lo largo de su carrera, no protagonizaron ningún accidente grave, a exepción del 4-BS-1 que resultó bastante dañado en algun momento de 1972 y debió ser descargado.
La falta de repuestos (principalmente del motor) y la antiguedad de los equipos, hizo que ya a comienzos de la década de 1970, se evaluara la posibilidad de modificar los aviones sobrevivientes con dos turbohélices Rolls-Royce Dart 510, que ofrecía la empresa Conroy. Las modificaciones nunca se hicieron, y del Conroy Turbo Albatross sólo se construyó un ejemplar (N16CA).

4-BS-1

msn G64. Entregado a la USAF en 04/06/51 como SA-16A, con matrícula 50-176. Luego convertido al standard SA-16B-GR (HU-16B).
Recibido por la Comisión Naval Argentina a fines de 1962, fue identificado como 0533/2-G-201.
Luego fue 0533/3-BS-1 y finalmente 0533/4-BS-1.
Accidentado en 1972, dejó de volar.

4-BS-2
msn G78. Entregado a la USAF en 08/09/51 como SA-16A, matrícula 51-005. Convertido al stardard SA-16B-GR
Recibido por la Comisión Naval Argentina en Dic.1962, ahora identificado como 0534/2-G-202. Arribó en vuelo a BsAs el 02 de Abril de 1963.
Luego pasó a ser 0534/3-BS-2 y finalmente 0534/4-BS-2. La baja oficial fue en 1977, aunque había dejado de volar poco antes por falta de repuestos. Terminó desguazado en la BAPI.



4-BS-3

msn G75. Entregado a la USAF en 11/09/51 como SA-16A, con matrícula 51-002, fue luego modificado al standard SA-16B-GR (HU-16B). En la Aviación Naval recibió la matrícula 0535/2-G-203, cambiando luego la característica por 3-BS-3 y finalmente 4-BS-3.


a fines de su vida operativa, se realiza en la BAPI una prueba de motores (ca. Jul.1977)

Tuvo un accidente leve el 13/07/64 (como 4-BS-3) tras golpear contra el Hangar 2 (actual EAH1) de la BACE, durante una prueba de motor en tierra, con pocos daños.


Fue el último Albatros en volar, siendo descargado del inventario en 1977, y luego de algún tiempo almacenado en la BAPI, fue desguazado hacia 1981.



4-BS-4
msn G133. Construido como UF-1G para la USCG, aunque luego entregado a la USAF en 23/04/52 como SA-16A con matrícula 51-056. Convertido luego a SA-16B.
Comprado por la Armada de forma individual en 1970, arribó a la BACE el 29/11/70, siguiendo la Ruta del Pacífico. Identificado inicialmente como 0645/3-BS-4, poco después se cambió por 0645/4-BS-4.
Descargado en 1977, terminó desguazado en Punta Indio.





4-BS-3 en el MUAN

AC Brandsen a mediados de los 90's


El ejemplar identificado hoy en día como 4-BS-3 y que se exhibe en el MUAN, nunca fue "naval", aunque formó parte de la misma orden de compra inicial (1962) y entregado a la Fuerza Aérea Argentina. Se hallaba abandonado en el Aeroclub Brandsen en pésimo estado.
Recuperado en 1998 por el museo de Cdte. Espora, su compra se concretó por medio de un canje con un particular por un A-4Q (3-A-309). Rearmado en el Arsenal Aeronaval (ex TAC), se lo terminó en 2006 y desde entonces se lo puede ver dentro del hangar 1 de la BACE.


BACE, may.2006


Fernando R. Jara
fotografias: Claudio Meunier, Museo de la Aviación Naval, Fernando R. Jara, Pablo González

4 comentarios:

Gustavo Lepez dijo...

Felicitaciones, sencillamente excelente el articulo, da gusto leer este tipo de reconocimientos historicos que realizan hacia las aeronaves que volaron los cielos argentinos.

Linea ALA dijo...

gracias Gustavo por los comentarios!
Seguiremos tratando de poner notas como esta, que tanto gustan.

Carlos A. Garcia dijo...

Fernando:

Muy buen artículo. Vos podrías averiguarme la matrícula que usó el Albatross que le dió apoyo al DC-4 de Aerolíneas que venía desde Malvinas hacia Argentina en Octubre de 1964 luego que se librara de los terroristas que del grupo Cóndor que lo secuestró y los llevó a las islas?
Si me podés resonder por privado también, mejor. info@aviationart.com.ar

Gracias!

Marcelo dijo...

Muy buena nota. Mi papá fue tripulante (radiooperador) de uno de estos bichos y de vez en cuando cuenta alguna anécdota. Por lo que leo en la nota y lo que me contó mi papá, él era parte de la tripulación de 4-BS-1, que según me contó, se estrelló poco después de despegar.